Depende de hasta dónde nos vayamos en el pasado, podríamos hablar de pizarras infantiles vintage de muchos tipos. Como juguetes, las pizarras han sido utilizadas por los niños en muchos formatos desde siempre; pero es que nuestros padres y abuelos nos han hablado también de las pizarras que llevaban al colegio a modo de cuaderno.

Por tanto, son muchos los modelos que podrían encajar en la definición de pizarra retro. Si has llegado hasta nosotros buscando algo así, va a ser raro que te vayas sin ver algo al menos cercano a lo que tienes en mente. ¡Vamos a ver!

Pizarras infantiles magnéticas vintage

Hay un modelo de pizarra tipo vintage que todos o casi todos los que pintan canas deben haber tenido, o al menos haber conocido en su entorno porque la tuviera un amigo, un primo, un vecino, etc. Nos referimos a las clásicas pizarras magnéticas, que no son pizarras propiamente dichas (pues no están hechas de pizarra como material), pero que cumplen con la función de tales.

Hoy en día hay muchos modelos de muchas marcas, todas ellas muy modernas, pero las auténticas pizarras magnéticas vintage fueron el Telesketch o el Telecran, en las que se escribía moviendo las ruedas situadas en los extremos inferiores: una hacía subir o bajar, y otra desplazarse en horizontal, de derecha a izquierda.

Para conseguir una de éstas, tenemos dos opciones, o buscar en las tiendas, porque alguna hay de fabricación moderna, o recurrir a Wallapop y buscar una pizarra magnética antigua de verdad, pero que esté en buen estado y aún se pueda usar. ¡Depende de lo que busquemos, de su la queremos para jugar o para coleccionar!

Joustra mágica Original, 41404

Pizarras infantiles vintage de madera

Luego estarían las pizarras infantiles tipo retro de madera, de tamaños variables, concebidas bien para ser colgadas en la pared o bien para llevarlas fácil y cómodamente de un lado para otro, y escribir en ellas en horizontal.

Éstas pizarras de madera retro para niños serían los modelos (o parecidos) que habrían servido de tablillas de escritura para aprender a leer y escribir para muchos niños coetáneos de nuestros abuelos. Sin duda, un concepto de cuaderno escolar ecológico donde los haya, que nunca se gasta y que, si se cuida bien, no necesita remplazo.

Pizarras infantiles vintage de caballete

Claro, que si lo que buscamos es un buen recurso para mantener a nuestros hijos entretenidos durante horas, y desarrollando su imaginación sin parar, nada como las pizarras para niños estilo vintage de caballete. Las que se pueden colgar en pared también están muy bien si queremos que nuestros hijos se acostumbren a pintar o escribir sobre un soporte en vertical (como en la pizarra de clase), pero las tipo caballete, al contar con pizarra delante y detrás, son un recurso interesante a la hora de ahorrar espacio y tener a dos hermanos dibujando a dúo en la pizarra.

Junto con la intención de comprar una pizarra infantil estilo retro para que jueguen los niños de la familia, podemos encontrarnos también con la siempre vigente intención del coleccionista, buscador en ese caso de pizarras antiguas auténticas del pasado, y no de pizarras modernas con una estética retro o vintage. En ese último caso, los anticuarios o el propio Wallapop pueden ser buenos recursos para encontrar lo que buscamos.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.